miércoles, 2 de marzo de 2011

Cultura Nahua

Cultura nahua:

Cultura del pueblo Nahua



La sociedad y su división:

El pueblo nahua poseía una gran riqueza en cuestión cultural, su sociedad estaba bien sectorizada en diversos estratos. Existían grupos con vida nómada tanto como sedentaria y un régimen que podría considerarse como monarquía.

Las sociedades trabajadoras recibían el nombre de Calpulli. Se caracterizaba por pobladores parientes, colaboradores y fieles de una deidad en común. Estaban obligadas a pagar tributo al soberano para sostener a al nobleza.

Los soberanos y nobles recibían la denominación de ‘pilli’, los cuales vivían del tributo y eran los encargados de las tareas gubernamentales y administración general. Podían vestir prendas de algodón, pedrería y mantos entre otros beneficios como la posesión de almohadones de pluma y sirvientes. Cuando debían ser juzgados por alguna causa, se sometían a juzgados especiales.

Los trabajadores se llamaban ‘macehuales’, eran productores de manufactura, laboriosos y estaban obligados a pagar tributo. Tenían además prohibido el uso de pedrería independientemente de si podían comprarla o no. Además no podían vestir prendas de algodón sino que debían utilizar mantas de hilo y fibras especiales.

Los sacerdotes por su parte gozaban de la condición de pilli, pero su vida era muy distinta. Su punto de vista místico los llevaba a realizar abstinencia sexual, interrupciones del sueño, ayunos y flagelaciones. Componían cantos que adulaban a la próxima muerte.



Marginados sociales de la cultura nahua:


Aquellas personas que no encajaban en la sociedad ya sea por su cualidad antisocial, ya por sus delitos o ya por su rebeldía, se convertían en marginados.

Por esta razón, en aquellas sociedades también existían los ladrones callejeros, los vagos, los acróbatas, los titiriteros y las prostitutas.



Costumbres de la cultura nahua:

Por las noches, en Tenochtitlan, un toque de instrumentos sonoros similares a trompetas daba el anuncio del comienzo del toque de queda. La ciudad era fuertemente custodiada y vigilada.

Los vagabundos durante esas horas osaban deambular por las calles del mercado para intentar encontrar algo de utilidad, también los malhechores eran capaces de asaltar casas tomar su comida, vejar a las mujeres y huir con el botín.

Por su parte la gente del pueblo escapaba de los pleitos y del escándalo a tal punto que si en a una reunión se acercaba un buscapleitos, los integrantes se retiraban y dispersaban llamándole al escandaloso como ‘icniuhmoyactli’ que significaría ‘espantador de amigos’.

Sin embargo los extraños no eran bien recibidos, cuando se veía algún intruso se le solía insultar y acosarlo hasta lograr echarlo. Pues se lo consideraba un daño en potencia, nadie podía estar seguro si se trataba de un malviviente o una persona de bien.


El llanto en la sociedad Nahua:

El llorizqueo, llanto y los sollozos eran algo común en aquellos tiempos.

Tanto la desgracia como la gratitud se expresaba de esta forma. Lo mismo daba si uno era noble o común poblador, el llanto era algo cultural. Por esta razón existen cuantiosos retratos pictóricos con personas de este pueblo en condición de llanto ante una acción como podía ser la recepción de una merced de tierras.


Si quieres ampliar conocimientos, visita: Los nahuas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Búsqueda en toda la web: